Está demostrado que aquellos que poseen salud mental tendrán menos dificultades para tener hijos. A través de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI facilitamos una serie de técnicas y estrategias que minimizan el impacto del estrés y fomentan un mejor control emocional para disfrutar de una mayor calidad de vida durante los tratamientos de reproducción asistida.

Es muy frecuente que los que tienen dificultad para concebir un hijo experimenten sentimientos de angustia, soledad y tristeza, que no deseen ver a los amigos o asistir a los eventos donde otros acaban de tener hijos. Así mismo, la relación de pareja puede sufrir por el mero hecho de estar pasando por un tratamiento de reproducción asistida. Sentimientos que hacen que sus vidas sean un remolino de dudas y dificultades. Algunas parejas han tenido un largo historial de ciclos e intentos diversos y manifiestan desesperanza y cansancio, se sienten indefensos ante la sociedad y creen que no hay solución.

Preguntas frecuentes sobre Apoyo psicológico

Para afrontar la infertilidad se necesita energía tanto física como psicológica, y es importante que tanto tú como tu pareja os preparéis para las emociones que vais a vivir.

Ver más

El Programa de Apoyo Psicológico de IVI pretende identificar vuestros problemas y angustias y hacer intervención mediante sesiones, en las que los pacientes son sometidos a técnicas cognitivas conductuales y técnicas de autocontrol. Está diseñado para combatir y mejorar los síntomas de ansiedad y estrés y mejorar las dificultades de comunicación con el entorno (familia, amigos, relaciones laborales) y con el equipo médico sanitario.

A través de esta unidad, se logra restaurar la autoestima y mejorar la vida sexual de la pareja. Para ello, es importante aprender a relajarse hasta desarrollar habilidades psíquicas y sociales, así como combatir el estrés y conocerse mejor o aprender a afrontar las situaciones difíciles.

Si tienes una actitud positiva y logras mantener la ansiedad bajo control, se incrementa el porcentaje de éxito en el tratamiento.

La toma de decisiones es una parte integral de la experiencia de infertilidad:

El miembro de la pareja con el problema médico específico puede encontrarse más presionado en el momento de expresar sus deseos. Es importante que te sientas libre para hacerlo. Los hombres sienten a veces preocupación al elegir una modalidad de tratamiento que requiera técnicas invasivas, como por ejemplo la cirugía o los pinchazos diarios, en sus parejas. Otras parejas pueden encontrar que tienen “diferentes reglas de juego” respecto al tiempo, el esfuerzo y la economía que piensan dedicarle al tratamiento. En otras ocasiones, la decisión sobre “cuando decir” basta puede ser una de las cosas más difíciles de discutir.

Sabemos que en cualquier pareja pueden existir divergencias de opinión o de dificultades en la relación cuando se encuentran ante un problema, no dejes de solicitar consejo a nuestros psicólogos, que te ayudarán a buscar soluciones.

Hay algunos periodos en el día a día que te hacen sentir más deprimido y desprovisto de recursos.Si te has preparado emocionalmente encontrarás que estas ocasiones pueden ser manejadas.Por ello, es importante que recuerdes que no tienes que participar en actividades que te deprimen. También tienes que estar preparada para situaciones que inicialmente son simples de afrontar pero que en este momento se convierten en circunstancias inabordables. Por ejemplo, formar parte de conversaciones focalizadas en el embarazo o en niños, o conversaciones con amigas embarazadas durante tu tratamiento de esterilidad. Puede que las vacaciones y cumpleaños te supongan una angustia adicional por el hecho de recordarte que el tiempo pasa y no tienes niños. Recuerda que estás en el camino de conseguirlo. Otra dificultad pueden ser las visitas a los médicos.En éstas verás mujeres embarazadas en la consulta y te enfrentarás a resultados negativos en los tests. Tú y tu pareja os plantearéis la posibilidad de abandonar el tratamiento. Generalmente, muchas mujeres viven el comienzo de cada ciclo menstrual como un suceso traumático ya que no hay embarazo después de un mes de esperanza, y a veces dudan de la necesidad de empezar de nuevo otra vez.

Con el fin de afrontar estas situaciones, en la Unidad de apoyo Psicológico de IVI contribuiremos a construir esa fuerza emocional y a prepararte para estos sucesos que puedan ocurrir. Reflexiona acerca de esta clase de circunstancias y cuestiónate cómo reaccionarás. Una buena terapia es hablar con gente que haya experimentado las mismas emociones. Observa cómo se han desenvuelto y qué han hecho diferente a ti.

¿TIENES DUDAS?

SOLICITA INFORMACIÓN AMPLIADA