Un 80% de los casos de esterilidad femenina se debe principalmente a:

• Edad avanzada: a partir de los 35 años el potencial reproductivo disminuye y después de los 40 años, la posibilidad de embarazo es menor del 10%.

• Factor tubo-peritoneal: cuando las trompas de Falopio se encuentran con algún tipo de lesión.

• Endometriosis: cuando el tejido uterino se encuentra fuera del útero.

• Otros factores de riesgo: miomas; enfermedades de transmisión sexual; enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer, enfermedad de tiroides, asma o depresión. Toma de medicación como antidepresivos.

Leer más

En cuanto al varón, las principales causas de infertilidad masculina son:

• Alteraciones del tracto genital que imposibilita depositar el semen en el fondo de la vagina durante el coito.

• Problemas de erección.

• Alteraciones en la producción del semen (disminución de la calidad y la cantidad del semen).

• Situación anómala del meato urinario, curvaturas muy pronunciadas del pene o una gran disminución del mismo.

• Obesidad extrema.


Preguntas frecuentes sobre Causas de la infertilidad

Alrededor de 25% de los casos de esterilidad femenina se debe a un factor tubárico, es decir, a una alteración en las trompas de Falopio.

Ver más

Existe una amplia relación entre la endometriosis y la esterilidad, ya que se constata que un 10% de las mujeres la padecen y un 35% de las estériles la presentan.

Ver más

El diagnóstico de sospecha se puede establecer por la clínica y la visualización ecográfica de quistes chocolate, sin embargo un diagnóstico preciso sólo podrá llevarse a cabo mediante la visualización directa de las lesiones, que en ocasiones son de mínimo tamaño y únicamente es posible identificarlas a través de laparoscopia.

Esta valoración le corresponde al ginecólogo teniendo en cuenta el tamaño de quiste y la reserva ovárica o capacidad de respuesta del ovario afecto. La FIV es un tratamiento apropiado para la esterilidad asociada a la endometriosis cuando otras técnicas han fracasado. La gestación será una terapia temporal excelente para la mejora de la endomestriosis.

Alrededor de un 20% de mujeres tiene ovarios poliquísticos (OP).

Ver más

Entre los factores determinantes de esta situación estarían el estres, la pérdida o ganancia de peso importante, excesiva producción de prolactina (hormona encargada de producir la leche materna) y los ovarios poliquísticos que merecen una mención especial por su complejidad y frecuencia.Aproximadamente un 35% de mujeres en algún momento de su vida presenta anovulación. El origen de la alteración hormonal puede estar en el hipotálamo, hipófisis, o en el ovario mismo.

Para estudiar la fertilidad masculina se lleva a cabo un análisis donde se testea el número, actividad y forma de los espermatozoides. Un resultado idóneo para concebir es tener más de 39 millones de espermatozoides en el eyaculado con al menos 32% de espermatozoides con movimiento progresivo y al menos un 4% de formas normales. Cuando se tienen cantidades menores la probabilidad de embarazo desciende considerablemente.

Sus causas fundamentales pueden hallarse a nivel de las glándulas del cerebro (hipófisis o hipotálamo) que producen las hormonas que regulan la formación de espermatozoides, a alteraciones genéticas (síndrome de Kinefelter, alteraciones de los genes contenidos en el cromosoma Y que regulan la formación de los espermatozoides) o por una gran cantidad de problemas de los testículos, como falta de desarrollo, desarrollo anómalo o falta de descenso en la bolsa.

Los espermatozoides pueden presentar anomalías en su movimiento (astenozoospermia), en su forma (terazoospermia) o su vitalidad (necrozoospermia).

• Infecciones o presencia de anticuerpos.
• Alteraciones en el número de cromosomas mediante FISH; fragmentación de ADN; fenómenos de oxidación; varicocele, etc.
• Diabetes; tiroides; insuficiencia renal y hepática así como la toma de determinados fármacos, drogas, tabaco y situaciones de estrés.

¿TIENES DUDAS?

SOLICITA INFORMACIÓN AMPLIADA