Resultados

Con esta tecnología se evita la manipulación del embrión fuera del incubador lo que aumenta las posibilidades de embarazo al no tener que manipularlo.

Tratamiento de reproducción asistida

Mediante un modelo matemático desarrollado por IVI se ha podido determinar que los embriones que cumplen determinados tiempos de división y unos cambios morfológicos adecuados tienen entre un 10 y un 20% más de probabilidades de implantación. Esto permite acotar mejor el tiempo idóneo de división celular y aumentar las probabilidades de implantación en aquellos casos donde la selección con la tecnología del Embryoscope es posible.

IVI, COLABORADOR EN EL DESARROLLO DEL EMBRYOSCOPE

IVI ha sido la primera clínica en incorporar esta técnica en todo el mundo, y en consecuencia el primer centro en conseguir el nacimiento de un bebé seleccionado mediante esta técnica. Como creador y socio junto con UNISENSE y LD Pensions de UnisenseFertilityTech, empresa que fabrica y desarrolla el Embryoscope, cualquier mejora, avance o nuevo desarrollo agregado al Embryoscope es incorporado en primer lugar y en exclusividad en nuestras clínicas.

VENTAJAS DEL EMBRYOSCOPE FRENTE AL INCUBADOR TRADICIONAL

  • Mejora la selección embrionaria ofreciendo una determinación exacta de las divisiones celulares. Gracias a esta información hemos podido conocer que existen periodos óptimos de división en los que los embriones tienen más de un 20% de posibilidades de implantar.
  • Mejora las condiciones de cultivo y reduce la manipulación del embrión ya que ofrece la posibilidad de describir las características morfológicas sin necesidad de sacar los embriones de las condiciones óptimas de gas y temperatura del incubador reduciendo el estrés ambiental experimentado por el embrión, lo que se traduce en una mayor competencia y en tasas de gestación más altas.
  • Reporta mayor información sobre el embrión a los futuros padres y aporta un registro cinematográfico sobre los inicios clínicos del futuro bebé.

¿EN QUÉ CONSISTE LA SELECCIÓN EMBRIONARIA?

Con el Embryoscope realizamos un estudio de la cinética de desarrollo. La relación entre velocidad de división y competencia embrionaria se convierte en una alternativa válida para seleccionar a los embriones con mayor potencial de implantación. Sabemos que el tiempo transcurrido entre la fecundación y la primera división es un parámetro objetivo y fácil de determinar con cierto valor predictivo de la viabilidad embrionaria.

Leer más

Históricamente, las aproximaciones para identificar a los mejores embriones antes del transfer se centraron fundamentalmente en la valoración morfológica; evidentemente, estas observaciones proporcionaban indicios que reforzaban la capacidad del embriólogo durante la selección embrionaria en el momento del transfer.

La  definición de qué es un “embrión óptimo” y la elección de aquéllos con mayor potencial de implantación permanecen como conceptos vagos e imprecisos de modo que la capacidad (o la ausencia de ella) de estimar correctamente la competencia embrionaria se ha convertido en un punto crítico del proceso, por lo que las opciones y estrategias de selección van a depender de la cantidad total de información que podamos reunir acerca del embrión.

Los criterios morfológicos y de crecimiento actuales que se usan para evaluar la viabilidad embrionaria en día 3 subestiman o bien sobreestiman el potencial de desarrollo. Dada la situación de incertidumbre asociada al examen morfológico en día 3, algunos centros de reproducción han optado por el cultivo prolongado para evaluar la competencia embrionaria. Mientras que el examen morfológico tiene la ventaja de ser un método sencillo, no invasivo y rápido, presenta el inconveniente de ser altamente subjetivo, que precisa de formación especializada y cierto grado de experiencia y con pocas esperanzas de estandarización.

SOLICITA TU PRIMERA VISITA

FINANCIAMOS EL 100% DE TU TRATAMIENTO